La IVF es perjudicial para la salud de los niños - ¿qué hay de cierto?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Especialmente en Suiza se apunta cada vez más al riesgo de que un tratamiento de IVF no solamente aumenta ligeramente los índices de malformaciones, sino también produce cambios funcionales en los niños. Esto incluye modificaciones del metabolismo de la grasa, que se manifiestan en una distribución desfavorable de la grasa corporal y una tensión sanguínea algo superior. Existen diversos estudios, aunque no todos, que señalan que puede existir una relación con la terapia de IVF. Sin embargo, no existen todavía conclusiones definitivas. Tampoco está claro si dichos cambios son relevantes para la salud de los niños en su vida posterior.

¿Cuáles son las causas potenciales de estos cambios?

Se toman en consideración:

  1. Una predisposición de los padres
  2. La estimulación hormonal en la IVF clásica
  3. La técnica de fecundación en el laboratorio
  4. El cultivo de los óvulos/ embriones en el laboratorio después de la fecundación.

Los factores 1 y 3 no pueden excluirse.

El factor 2, la estimulación hormonal, puede evitarse ampliamente si se realiza una IVF-Naturelle©. Diversos estudios, incluido un estudio propio en Berna, han demostrado que los niños tienen un peso al nacer ligeramente superior después de una IVF sin estimulación hormonal que después de una IVF clásica. Actualmente no está claro todavía si esto depende de que la IVF clásica produce una modificación genética de los embriones o bien se debe a una función peor de la mucosa uterina.

También existe un amplio estudio con niños fruto de IVF de 4 años que demuestra que después de una IVF sin una estimulación hormonal intensa los niños nacidos tienen una tensión sanguínea más baja que los niños nacidos después de una IVF clásica.

El factor 4 también puede evitarse ampliamente. Con una IVF-Naturelle©, no tiene sentido la elección del embrión, por lo que la transferencia del mismo puede realizarse poco después de la fecundación. De este modo, no es necesario un cultivo artificial prolongado de los embriones en el laboratorio.

Por lo tanto, volvemos a la primera pregunta:

Una IVF parece tener un efecto sobre la salud de los niños. Posiblemente, estos riesgos pueden reducirse por medio de una IVF-Naturelle©. Sin embargo, son necesarios más estudios para confirmarlo. Tampoco está claro si los efectos de la IVF sobre la salud de los niños son realmente relevantes a largo plazo.